Si debemos reducir a UNO sólo los objetivos de cualquier organización, este sería el de lograr la EFECTIVIDAD.

 

Si conocemos la definición de efectividad (eficiencia + eficacia = efectividad), reconocemos que toda organización existe para lograr un resultado en términos de lo que requiere su cliente (eficacia) y debe lograr el resultado aprovechando inteligentemente los recursos disponibles (eficiencia).

 

Peter Drucker, gurú de la administración, propuso que el desempeño de un gerente debe ser evaluado mediante el doble criterio de la efectividad:

1. Habilidad para hacer las cosas "correctas" (eficacia) y

2. Habilidad para hacerlas "correctamente" (eficiencia).

 

 De estos dos criterios, Drucker sugiere que la eficacia es más importante, ya que ni el más alto grado de eficiencia posible podrá compensar una selección errónea de metas. Por lo tanto, lo más importante es definir el QUÉ (cuál es el objetivo, el resultado a lograr) para después definir lo segundo más importante, el CÓMO (de qué manera, con qué recursos).

 Ser efectivo es el requisito de la competitividad y debe ser la visión y prioridad de todo colaborador y equipo de trabajo. Es interesante observar como en el día a día se fugan recursos atendiendo ¨urgencias¨ o ¨tareas¨ que distraen de los objetivos claves.

 Para definir correctamente las metas y estrategias de un emprendedor, empresario o administrador existen muchas alternativas, así como para lograr la efectividad, algunos más complejos que otros, algunos más caros que otros, algunos que permean en la cultura y otros que sólo lo hacen por un ¨ momento¨. La recomendación de Decide Ser Grande es tomar decisiones con base en un Modelo de Negocio, si ya cuentas con el aprende a dar seguimiento a la efectividad de las decisiones de tu equipo de trabajo.

 Si aún no cuentas con un Modelo de Negocio, es recomendable diseñar y validar que se han planteado las metas de manera adecuada. Decide dar el paso.

Comunidad de decidesergrande.com