No se quede atrás y abra su tienda en línea.

Estamos frente a una revolución. Si no se hace parte, quienes lo hagan lo dejarán atrás..

Hace algunos años, nadie había oído hablar de Internet. Hoy no hay quien no conozca la red global. Muchos incluso la prefieren a la televisión. Así de simple. El hecho de que usted esté leyendo este libro demuestra que se está tomando las cosas con bastante más seriedad que la competencia y lo felicitamos por ello. Con toda la gente que hoy compra en Internet, usted por lo menos tiene que estar al tanto de lo que está pasando.

También es cierto que podría optar por ignorar el comercio electrónico, seguir haciendo sus negocios como siempre lo ha hecho y hasta podría no lamentarlo... por ahora.

Sin embargo, los hábitos de compra están cambiando sustancialmente. Los consumidores esperan más y mejor servicio. Uno de estos servicios, apetecido por muchos, es el acceso vía Internet, ya que ahorra tiempo. ¿Recuerda que nadie pensaba que las máquinas de fax fueran imprescindibles? Lo mismo pasó con los teléfonos celulares. Al ofrecer el comercio electrónico como servicio usted garantiza la lealtad de sus clientes y podrá hacerse de nuevos clientes.

Estudios realizados en los Estados Unidos demuestran que las utilidades aumentan en hasta un 10% en las tiendas tradicionales que también operan en Internet y que promueven sus tiendas virtuales entre sus clientes. Esto también incluye las compras de muchos clientes que primero revisan los productos disponibles en Internet para ahorrar tiempo y luego hacen sus compras en la tienda tradicional, como siempre lo han hecho. Si pensamos que vincularse al comercio electrónico sólo cuesta unos cuantos cientos de dólares, a mí me parece una buena inversión.

Eso, sin mencionar a todas esas empresas que operan exclusivamente en Internet (con mucho éxito) y compiten y logran sobrevivir la lucha contra las grandes cadenas.

No se quede afuera

El comercio electrónico aún está en sus inicios, sin embargo, sigue creciendo. A diario aumenta la cantidad de consumidores que opera en Internet y muchos de ellos disponen de un presupuesto mayor que el promedio de los consumidores.

Su tienda virtual puede representar una operación secundaria para su negocio actual o incluso una apuesta totalmente nueva.

Su tienda virtual puede generar ventas directas, a partir de los clientes que compran directamente desde sus computadoras, y ventas indirectas, generadas por aquellos clientes que exploran su sitio Web y luego visitan o realizan sus compras en la tienda tradicional. Por lo tanto, aun cuando sus ventas no sean muchas en la tienda virtual, sus ventas totales podrían incrementarse si promueve adecuadamente su tienda de Internet.

 

Referencia:

Revista PYME. (2014, Septiembre 08). No se quede atrás y abra su tienda en línea. Revista PYME. Rescatado de: http://www.revistapyme.com/index.php?option=com_content&view=article&id=292:1790558801&catid=117&Itemid=554