Líderes que inspiran acción.

“Hay personas cuando se cruzan en nuestro camino nos inspiran. Su presencia nos abre la mirada a otra forma de ver. Su ejemplo nos da la esperanza de que el cambio positivo es posible y sus palabras nos dan fuerzas para no tirar la toalla. En esos momentos, esa persona se ha convertido en una fuente de inspiración que despierta nuestra creatividad para ser quienes realmente somos y para atrevernos a decidir, hablar y actuar. Dejamos de ser víctimas de nuestras circunstancias y pasamos a ser responsables y creadores de nuestra realidad. Usted puede ser una de esas personas que a su paso inspira a los demás.”  Miriam Subirana.

Te invitamos a sumarte a la visión de Miriam Subirana. Decide ser grande ya se sumó. Hemos incorporado a nuestras vidas a personas que nos han inspirado. Y deseamos seguir haciéndolo. Queremos encontrar más personas que nos inspiren, que nos hagan querer ser mejores personas, que nos guíen para tomar mejores decisiones, que nos enseñen a establecer metas y cumplirlas. Estas personas nos ayudarán a definir quiénes somos y a proyectarlo de manera que podamos inspirar a otros.  Esa será nuestra mayor meta, porque creemos que la clave en nuestras vidas es saber quiénes somos. Cuando identifiquemos esto, lo demás será más fácil.

Gandhi, Martin Luther King, la Madre Teresa de Calcuta, son líderes que han inspirado a miles de personas y cuyo legado y acciones han trascendido generaciones. Todos ellos descubrieron cuál era el propósito de su vida. Sabían quiénes eran y para quién lo hacían. Por ello tuvieron trascendencia con su quehacer. De igual manera hoy lo hacen personas como Steve Jobs, Oprah Winfrey, Bono, celebridades que inspiran por medio de lo que dicen o de las acciones que llevan a cabo. Por ser personas famosas, muchas veces con cargos importantes en una comunidad, estos líderes tienen un poder de influencia enorme y con facilidad llegan a miles de personas; sin embargo, los líderes que nos inspiren no necesariamente deben de ser famosos o haber hecho millones en dinero. Pueden ser personas cercanas a ti: Tus padres, tus hijos, tu pareja, algún amigo, algún maestro o alguien que encuentras en la calle haciendo algo que inspira y deja huella. Puede ser quien sea que logre que veas las cosas de manera diferente y que te invite a hacer algo por medio de su ejemplo. Elige a tu líder y busca que te siga inspirando.

Para inspirar, entonces, no es necesario crear un producto innovador, o encontrar alguna fórmula secreta, ni mover a miles de personas. Sólo es necesario hacer algo que sea admirado por alguien más. Tan sencillo como tocar el violín y que se convierta en una melodía, o ser un maestro de secundaria que logra captar la atención de sus alumnos y que estos quieran mejorar algo en lo que hacen o en lo que son. Es  ser ese alguien que da los mejores consejos y en quien se puede confiar.

El secreto está en hacer las cosas que nos gustan, que nos hagan felices, que son las que nos permiten levantarnos en la mañana y sonreír. El hacer lo que queremos hacer garantiza que lo haremos bien y muchas veces ello hará que inspiremos a otros. Entonces empecemos por ahí. Encuentra cuales son las cosas que te gusta hacer y para las cuales tienes capacidades; lo demás se dará como consecuencia de hacer esas cosas. Con un pensamiento positivo, con acciones que promuevan beneficio a otros, viviendo en bienestar y equilibrio estaremos dando el primer paso para ser inspiración de otros.

Alguien alguna vez dijo: “Tu misión en la vida es tocar almas”. Y es esta misión la que nos debe mover. Debemos de importar. Debemos vivir la vida de manera que nos importe trascender. Debemos ser  inspiradores y motivadores. Debemos lograr tocar el corazón de quienes nos rodean.