El Modelo de Negocio es el planteamiento básico que todo emprendedor debe desarrollar para confirmar que su idea de crear una empresa, es una idea creativa de NEGOCIO.

Tradicionalmente, el Modelo de Negocio ha sido un ejercicio que permite a un emprendedor identificar los aspectos y operación claves de un negocio para generar negocio. Es decir, el modelo de negocio plantea cómo se generan ingresos en la empresa.

Posiblemente estás pensando "Toda empresa gana ingresos vendiendo, ¿no?" y sí tienes razón, pero el margen de utilidad en la venta se genera en gran parte durante la negociación de compras, o en la distribución, o en otros procesos, dependiendo del tipo de negocio y de la forma que se desea hacer negocio.

En un Modelo de Negocio se identifican, de manera general, la propuesta de valor de los productos, el perfil de los clientes, las generalidades de los productos y servicios, la relación con los clientes, los recursos y organización que requiere el negocio, los canales de distribución, el flujo de costos e ingresos, entre otros elementos claves de la forma de hacer negocio.

Dependiendo del autor, la presentación y contenido del Modelo de Negocio pueden variar, pero en esencia y por definición, el Modelo de Negocio debe mostrar la dinámica que debe tener un negocio para generar ingreso.

Para un emprendedor, el modelo de negocio valida que su IDEA de negocio es viable y conveniente; para un Empresario es la referencia de la efectividad (generar resultados correctos, de manera correcta).

Con la información que plantea el modelo de negocio, el empresario puede evaluar si el negocio está generando negocio en los procesos claves; así mismo, puede coordinar acciones para producir, distribuir y crecer de acuerdo a un lineamiento preestablecido como estrategias de negocio.

Imaginemos el potencial de negocio de las empresas que cuentan con un Modelo de Negocio.

El Modelo de Negocio es la brújula de la efectividad, y la efectividad es el objetivo de tu empresa, ¿Cuentas con esta guía?

El modelo de negocio es una herramienta muy poderosa y muy práctica que le permite a un tomador de decisiones revisar periódicamente si los productos y servicios de su empresa son de valor para los clientes.

Es recomendable que toda empresa cuente con un modelo de negocio que le permita tener, desde el día 1, la definición de lo QUE requiere un negocio para generar negocio.