En marzo de 2007 en un evento TED entrevistaron a Richard Branson, fundador de Virgin Group. La conferencia se tituló “Life at 30,000 feet”, en ella le preguntaron cómo le hace para tener tantas compañías como las que tiene hoy en día. Su respuesta fue sencilla:

“If you can run one company, you can run any companies”

Si puedes dirigir una empresa, puedes dirigir cualquier número de empresas, el secreto es tener a la gente adecuada, inspirar a esa gente y sacar lo mejor de ella. Branson menciona que es una persona curiosa y que le agrada aprender, retar el estatus quo e intentar mostrar otra perspectiva. Para él, la vida es un largo proceso de aprendizaje.

“Si vuelo en la compañía aérea de otro y la experiencia resulta no placentera, que no era lo que era hace 21 años, entonces pensaría, quizá puedo crear el tipo de compañía aérea en la que me gustaría volar. Y bueno, tomé un 747 de segunda mano de Boeing y probé” Richard Branson.

El resultado de esa acción: contar con un grupo de compañías que genera un ingreso total alrededor de 25 billones de dólares.

“Creo que si tratas a la gente bien, la gente volverá y volverá en busca de más. Creo que tu reputación es lo que tienes en la vida y el mundo es muy pequeño. Y realmente creo que la mejor manera de convertirte en un líder de los negocios con éxito, es tratar a la gente bien y de forma justa y me gusta pensar que así es como dirigimos Virgin” Richard Branson.

Tomando en cuenta lo que dice Branson, el secreto de ser un empresario exitoso radica en tratar a las personas de manera adecuada y justa.

Decide Ser Grande, tiene ésta filosofía y pretende a través de sus productos y servicios tratar a las personas de manera adecuada y justa y tiene como objetivo que los participantes a través de sus programas educativos desarrollen aún más esta forma de conducirse.

¿Pero qué es un trato justo?

¿Es darle a cada quien lo que merece? ¿Es un trato de cortesía? ¿Es que nadie te haga sentir más o menos que a los demás? ¿Es tenderte la mano? ¿Es escucharte?

Es todo esto y más. Es ocuparte de las personas que trabajan contigo y brindarles lo necesario para que puedan desarrollarse profesionalmente bajo una filosofía "Ganar - Ganar".

Tratar bien a alguien es valorarlo diariamente. Es tomarlo en cuenta y agradecerle sus actividades y toma de decisiones. Los ganadores ponen a su equipo de trabajo en primer lugar y cuando tienen aciertos se les reconoce y se trata de minimizar los errores.

Ted Cockle dijo al recibir un reconocimiento: “Gracias a todas las personas que hicieron que el resto de nosotros nos viéramos bien”.

Cockle antepone a su equipo y les agradece el esfuerzo que hacen antes de elogiarse a él mismo.

Decide Ser Grande aplaude el esfuerzo colectivo.

 

http://www.ted.com/talks/richard_branson_s_life_at_30_000_feet#t-75303