La cultura es un efecto de los hábitos que existen en una organización. Los hábitos son las políticas y procedimientos (documentados o no) que se practican en una organización. El nivel de eficiencia y eficacia de una organización son efecto de la cultura, la mejora de estos indicadores depende del pensamiento estratégico ejercido en el diseño de los procedimientos y políticas de la organización.

Un cambio de cultura no depende de las intenciones y discursos del comité Directivo, del dueño o del programa de desarrollo del capital humano, depende de las modificaciones a las políticas y procedimientos que ejecute la organización, de cambios alineados a los objetivos estratégicos.

Te has preguntado, ¿Porqué me es tan difícil lograr que mis colaboradores trabajen en equipo si les he repetido y repetido que es uno de los valores más importantes de esta empresa? La forma en que se ha articulado esta pregunta nos podría dar dos respuestas: la primera, si aún no han podido trabajar en equipo, no es un valor de la empresa sino una intención. En segundo, el discurso, aún cuando se realice una y otra vez se olvida, solo las acciones repetidas se convierten en un hábito, por lo tanto el discurso es lo que no ha funcionado para que se logre el trabajo en equipo.

¿Qué procedimiento pudiéramos implementar para garantizar que se trabaje en equipo? El trabajo en equipo debe promoverse en todos los procedimientos de la organización (al diseñar el presupuesto, al realizar las compras, etc.).

Si consideramos que trabajo en equipo puede definirse como ¨Que cada miembro del equipo comprenda con claridad de su meta y ejerceza su responsabilidad para lograrla¨ una propuesta de procedimiento para comunicar metas sería: 1. Reunión semanal con los miembros del equipo para revisar resultados y áreas de oportunidad. 2. Generar lluvia de ideas para generar soluciones de mejora. 3. Seleccionar la propuesta factible y definir responsable de ejecutar y dar seguimiento. 4. Establecer metas de la próxima semana. 5. Publicar en el área las metas y acuerdos de la reunión.

Si el procedimiento se cumple, podríamos decir que se vive el trabajo en equipo.

Si revisas la forma en que se ejecutan las decisiones en tu empresa, ¿Podrías decir que promueven el trabajo en equipo?

La cultura no cambia por el número de cursos en trabajo en equipo que tomemos, sino por lo que nuestros procedimientos promueven. El secreto a veces no velado, en el cambio de cultura, es que para modificar la cultura debe ser vista esta como efecto y no como intención. Si realizamos modificaciones en procedimientos claves de la organización, habrá un cambio de cultura.